lunes, 23 de abril de 2012

RISOTTO DE GAMBAS AL CAVA PARA UNA COMIDA DE DOMINGO


Ayer quería risotto de setas, me apetecía un montón pero... no tenía setas ni champiñones para hacerlo a si que, o cambiaba de planes o improvisaba. Opte por la segunda opción. En este caso pueden ocurrir tres cosas: o que la "pócima" sea un auténtico desastre y toque comer huevos fritos (que tampoco está mal), que te saque del paso pero "ni fu ni fa" o que se convierta en una receta de esas que corres a apuntar para que no se te olvide como la has hecho porque está buenísima. Esto es lo que ha pasado en este caso.

Busque en la nevera, congelador y por casa y tenía gambas, arroz y alguna cosilla más y me acordé de el título de esta receta que vi no se en que blog.

Manos a la obra:

400 gr. de arroz
Gambas peladas (al gusto, yo puse muchas)
Aceite
1 chorrito de brandy
1 cebolla pequeña
Media botella de cava
Caldo de pescado
Sal 
Queso parmesano

En primer lugar, en una sarten sofreímos con un poquito de aceite media cebolla, cuando esté pochada añadimos las gambas (yo usé gambas congeladas, en este caso tenemos que asegurarnos bien de que hayan eliminado todo el agua, si es preciso las secaremos con un papel de cocina).
Cuando esté rositas, añadimos un chorretón de brandy y dejamos cocinar hasta que se evapore. Reservamos.

En una cazuela honda calentamos el caldo. El risotto que veis en la foto tiene un color naranja porque el caldo era de cabezas de gambas y tenía ese color.

En otra cazuela sofreimos la otra mitad de cebolla con un poquito de aceite, añadimos el arroz y rehogamos hasta que se ponga transparente. Añadimos el cava y comenzamos a mover el arroz, con ayuda de una cuchara de madera. A medida que se vaya consumiendo el cava vamos añadiendo con un cazo poco a poco el caldo caliente, sin dejar de remover. Cuando esté listo (hay que tener un poco de paciencia porque no podemos dejar de remover, para que el arroz suelte el almidón y quede con la textura correcta de un risotto) añadimos las gambas y el parmesano.

Si lo servimos acompañado de una copa de cava bien frío, es una comida ideal para un domingo... o para cualquier día especial!



12 comentarios:

  1. seguro que estaba buenísimo. mi costi lleva semanas diciendo que quiere hacer risotto :)
    besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  2. que rico debe de estar con gambas, yo la vi con setas y desde que la hice me la piden muy seguido en casa jajaa saludos


    http://cc-customcakes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. PARA UNA COMIDA DE DOMINGO, DE LUNES, DE MARTES....QUE BUENA PINTA, Y CON ESA COPIA DE CAVA PARA ACOMPAÑAR, ME PARECE IDEAL!!!

    BESOS Y FELIZ SANT JORDI,

    ResponderEliminar
  4. Buen risotto, que delicia. Creo que me voy a poner con ello enseguida, delicioso.

    ResponderEliminar
  5. con el hambre que tengo y la pitna que tiene, ummm me encanta en arroz como buena valenciana y el marisco ni te cuento, me apunto la receta!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bueno! Si es que el champán lo eleva de categoría. Besos.

    ResponderEliminar
  7. virginia, una delicia de risotto; no hay que tener miedo de probar cosas nuevas con lo que uno tiene o le sobra en el frigorífico, así se descubren recetas exquisitas. Besos

    ResponderEliminar
  8. Y que rico están los risottos a que sí? yo tambien lo he puesto hoy, uno de cuatro quesos que hice la semana pasada y me quedó de lujo. El tuyo tendría que estar divino con las gambitas y el cava. Besitos

    ResponderEliminar
  9. Pues te ha quedado un plato de lujo, una improvisación magistral jejeje. Tiene una pinta buenísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Parece sencilla tu receta, voy a probar a hacerlo, tenia que estar uh¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  11. me gustan absolutamente todos los risottos,este tuyo tiene una pinta buenisima!
    saluditos.

    ResponderEliminar

} catch(err) {}