sábado, 7 de agosto de 2010

PA PA PANAMERICANA

Ayer realicé el viaje Managua - León. Saliendo de la capital le pregunté a mis compañeros cual era la carretera Panamerica y me dijero: ¿Cual es? Pues cual va a ser. Es esta!
No se por qué me hacia ilusión transitar por la mítica carretera Panamericana pero al cabo de cinco minutos se me quito! Por varios momentos pensé que no lo iba a contar.

La via esta transitada, sobre todo por tráfico pesado lo que hace que la circulación sea muy lenta. Sin embargo los conductores de turismos no tienen mucha paciencia y en una ocasión conté que adelantamos a 9 camiones. Por su puesto que en ese rato vienieron coches de frente pero... bueno, no pasa nada, unos y otros se apartan y dejan hueco ¡que remedio!
Además hay que compartir la carretera con vacas, gallinas, caballos y personas.
Pasado un tiempo, me habitué, me di cuenta que todo el mundo lo hacia y que no pasaba nada.

El viaje, pese a esto que cuento, fue maravilloso. Desde la Panamericana se tiene una bonita vista del lago Xolothan, que está en Managua. Es tan grande que tiene su propio embarcadero y a través del lago se unen diversas partes de Nicaragua. Además, Nicaragua cuenta con otro gran lago, el Cocibolca, este en la parte sur. Espero poder visitarlo también dentro de un par de fines de semana.
Además del lago se ve el impresionante volcan Momotombo y pasado este, toda la cadena volcánica de Nicaragua. Pensar que el país tiene unos 13 volcanes.

A mitad de camino mis compañeros, Carlos y Carolina, me dijeron que tenia que probar el quesillo y paramos en Nagarote, un pueblo cercano a León.
El quesillo es una torta de maiz encima de la cual ponen una lámina de queso, creo que de vaca del mismo tamaño, luego le añaden cebolla marcerada en una especia de vinagre (está un poco agria) y por último nata. Se enrrolla y ¡ha comer! La verdad es que estaba buenísmo y el sitio donde la comimos era muy típico y con mucha fama por la zona.

Llegué a León con muchas ganas de conocer la ciudad pero esta me recibió con una impresionante tormenta. Con el pánico que a mi me dan las tormentas!!! Pero esta no era una tormenta como la que yo estoy acostumbrada, hubo un par de ocasiones que según tronó las paredes temblarón un poco. Os pedeis imaginar como estaba.

Después de pasar pánico por la tormenta, cuando pasó me quede dormidisima.
En el viaje, Carolina me contó que el volcan más activo de toda la cadena es el Cerro Negro, el que se encuentra en León. De vez en cuando "da un poco de emoción" a la ciudad y suelta ceniza y arena. En alguna ocasión han tenido que evacuar la ciudad e incluso declarar emergencia nacional porque se ha activado más de un volcan a la vez. También me contó que hacer en caso de que esto ocurriera. Me dice que más o menos cada dos años entra en erupción pero que llevaba más de 5 tranquilo.
Esta mañana a las 7 más o menos comienza a sonar muyyyy fuerte una sirena y sinceramente me asusté muchísimo, me levante y medio me vestí y salí corriendo al patio del hotel para preguntar que pasaba (estaba convencida que el Cerro Negro se habia enfadado otra vez). Los nicas me miraron muy tranquilos y me digeron: "changerita (así me llaman, significa extrangera), no pasa nada, solo es una señal para que sepan que el desayuno está listo".
No sabia si morirme o matarlos!!!! Menos mal que el desayuno estaba buenisimo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

} catch(err) {}